El Mobile Commerce es uno de los temas de mayor tendencia, el notorio éxito y crecimiento de los smartphones, tabletas y demás dispositivos móviles actuales ha propiciado un fuerte cambio en la manera de comprar del consumidor, naciendo de este modo una nueva manera de realizar nuestras compras. El m-Commerce o Mobile Commerce, se refiere a las transacciones comerciales realizadas desde un dispositivo móvil en un Comercio Electrónico.

Ahora que ya conoces el concepto y cómo funciona el Mobile Commerce, es necesario que sepas como este puede ser de ayuda para tu negocio. Aplicarlo a tu comercio electrónico es sencillo y depende principalmente del desarrollo que tengas o que estés desarrollando. Por una parte, tienes la posibilidad de crear una app nativa de tu eCommerce o bien incluir tecnología responsiva para tu tienda en línea. Si lo único que vas a hacer es repetir el contenido de tu sitio web, entonces es mejor seguir con una versión móvil de tu página.

Crea tu aplicación nativa

Desarrollar una app móvil significa siempre una inversión mayor, es por ello que debes ver si para tu negocio desarrollar una app es rentable. Puedes hacerlo revisando tu competencia, estudiando tu sector o rubro y analizando si comprarían tu producto o servicio a través de una app.

Has responsivo tu diseño web

La tecnología responsiva o adaptativa faculta a tu Comercio Electrónico con la posibilidad de ser visualizado en diferentes dispositivos de manera completa y sin sufrir variaciones drásticas. Revisa cuidadosamente tu producto, tu servicio y tu diseño web para poder decidir con que opción venderás mejor.

Consejos para optimizar tu Mobile Commerce

1. Todo gira en torno al cliente

Lo principal es conocer los intereses de nuestros clientes para hallar el tipo de diseño que vamos a requerir, debes saber adaptar tu Mobile Commerce a las necesidades de tu cliente y analizar tu mercado, es a partir de este análisis que te será posible determinar si lo más conveniente es optimizar la versión mobile de tu página web o apostar de lleno por una aplicación móvil.

2. Proporcionar una experiencia de navegación óptima

Recuerda que mientras menos dificultades se presenten al momento de realizar una compra, mayores serán las probabilidades de conseguir un mayor número de ventas concretadas. Hay que facilitar al cliente los procesos, crear una página cómoda e intuitiva que nos lleve a la compra en pocos y fáciles pasos.

Es necesario revisar que tu sitio cuente con una interfaz limpia, evitar que existan errores de carga, comprobar la usabilidad de los botones de contacto, contar con mapa de localización de la empresa, explicación sencilla del proceso de compra de forma transparente, y compras rápidas pero seguras. También puedes recurrir a reducir el tamaño de las imágenes sin que pierdan calidad, gracias a este sencillo proceso se reducirá el tiempo de carga y se evitará que el cliente se canse de esperar y abandone la compra.

3. No abusar de las notificaciones

Hay empresas que recurren a las notificaciones Push en sus aplicaciones para informar a los clientes de las nuevas ofertas y novedades. Sin embargo, el abuso de alertas en el terminal sólo termina causando molestias, deserciones y un menor índice de compras. Usa estratégicamente el servicio de notificaciones para compartir datos o promociones que sean de real interés.

4. Proteger la privacidad

Otro aspecto a tener en cuenta es la privacidad de nuestros clientes, el dispositivo móvil por lo regular genera un mayor escepticismo en los usuarios, debido a que estas terminales acostumbran a contener una mayor cantidad de datos personales.

5. Procurar recibir feedback

Por supuesto, siempre debes estudiar el grado de satisfacción de tus clientes. Pídeles su opinión, pregunta qué cambiarían, qué consideran que hace falta, e incluso qué casos de otros websites les parecen un ejemplo a seguir.

Las versiones móviles de las tiendas y las apps ofrecen una fórmula sencilla, rápida y eficaz para comprar a través del móvil, pero es esencial que estén optimizadas ya que de otra forma lo que se logrará será el abandono de la compra. Es importante tener en cuenta los factores técnicos que pueden determinar que el cliente termine la compra o no, y lo más importante que repita en un futuro.

Lee también: Introducción al M-Commerce (Mobile Commerce)